Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

» Obra Nueva

Para la instalación en obra nueva es preciso contar con un vano recuadrado revocado con material hidrófugo. La instalación de las aberturas de PVC no requiere la utilización de premarcos, lo que abarata el costo final de la obra. Se utilizan para la fijación tornillos de acero autorroscantes de 7,5 mm de diámetro directamente sobre la mampostería. El espacio entre la ventana y el muro se rellena con espuma de poliuretano y se realiza un sellado perimetral del lado exterior con silicona neutra. Luego se instalan contramarcos planos de distintos anchos del lado interior y para el exterior un perfil ¼ caña que cumple la doble función de proteger la silicona aplicada como sellador de los rayos UV y hacer el remate estético entre la abertura y el muro.

» Reciclado

Una gran ventaja de estas aberturas es adaptarse a cualquier vano existente (se fabrican totalmente a medida), ya sea este uno nuevo como en el caso anterior, o el que nos deja una ventana existente en el caso de renovación. Para esta opción se procede a desmontar las hojas de abertura a reciclar dejando el viejo marco como vano, instalando sobre el la nueva carpintería, y recubriéndolo luego con distinto tipo de perfiles del mismo modo que lo hacemos en el caso de la obra nueva. Esto permite renovar en el día una abertura antigua por una nueva de PVC sin la necesidad de recurrir a trabajos de albañilería con los trastornos que esto acarrea en lugares que están habitados. El reciclado es una opción ideal en edificios que requieran renovar las aberturas por inconvenientes por mal funcionamiento debido a oxidaciones o maderas deformadas por el paso del tiempo, ambientes que necesiten mejorar la aislación acústica o donde se busque optimizar el rendimiento de calefacción y o refrigeración, evitar filtraciones, etc.